¿Cómo parar el acoso de los bancos?

Para empezar a hablar del tema definiremos principalmente que es un acoso; el acoso es una conducta que genera cuando se hostiga o una presión que se emplea a algo o a alguien. Esto puede producir incomodidad e intolerancia; este comportamiento puede generarse en distintos ámbitos como lo son, escolares, por el internet, laboral, familiar entre otros, donde el acosador busca tener sensación de poder y así presionar y obtener algún beneficio del acosado.


 

Esto puede presentarse también en el ámbito bancario

Uno de los métodos más usado por las entidades bancarias son llamadas: ya que es utilizado como una medida de presión para la cobranza de pagos o deudas del individuo, el objetivo de ello es intimidar y/o ocasionar molestia en el deudor para que realice el pago a la brevedad. Así como este los bancos realizan otros tipos de acosos molestos a individuos para persuadirlos y lograr obtener beneficio de ello y es por ello que se desarrolla el siguiente artículo y así obtener la información adecuada para  parar el acoso de los bancos.

Prevenciones frente a este acoso

Una de las soluciones para evitar el acoso bancario son el prohibir o cancelar los datos personales a las sucursales que realizan el acoso, teniendo en cuenta que el acosador siempre buscara una medida de presión e intentara por otros medios presionar e amenazar.

Cambiar de número telefónico o indicar una dirección no tan especifica de su lugar de trabajo y/o casa.

Alegar que no se desea recibir ninguna notificación, por escrito ni por vía telefónica.

Ya siendo muy prolongado y serio el acoso se debe interponer una demanda, ante de ello recolectar toda la evidencia posible del acoso que está generando dicha entidad hacia el individuo, ya sea por grabación de llamadas, documentación de mensajes recibidos y tener testimonios de aquellas personas que han presenciado el acoso junto con el individuo, es fiable realizarlo con la ayuda de un abogado especializado para que preste sus servicios y nos sea factible ganar el caso.

 

 

¿Cómo parar el acoso de los bancos?
No te vayas sin calificar el artículo

Leave a Comment